Shavuot: Un Repaso de Cinco Minutos

ShavuotCelebrando la Cosecha

Shavuot (también se pronuncia shavuos) significa “semanas”. La traducción griega es Pentecostés, que significa “cincuenta”, porque se celebra cincuenta días después de la Pascua Judía. También se conoce como Hag-Shavuot (la fiesta de las Semanas: Éxodo 34, 22; Deuteronomio 16, 10), Yom-ha-Bikkurim (el día de las primicias: Números 28, 26) y Hag ha-Kazir (la fiesta de la Cosecha: Éxodo 23, 16).

Para los israelitas, el comienzo de la cosecha del grano era el sacrificio en el Templo del Omer, la primera gavilla de cebada recién cortada. Cincuenta días después (siete semanas), al cierre de la cosecha total de grano, se ofrecían dos hogazas de pan. El pan ofrecido se conocía como “las primicias de la cosecha del trigo”.

Durante siglos, Shavuot fue un alegre festival de acción de gracias en el cual Israel expresaba su dependencia del abastecimiento de Dios de la Tierra. Sin embargo, Dios mandó que esta celebración se contemplara en el Templo, y cuando ese lugar sagrado fue destruido en el 70 D.C., el Shavuot tuvo que asumir otro significado o perderse como un feriado judío.

Adaptarse a Los Tiempos

Después de muchos cálculos y grandes deliberaciones, los rabinos antiguos entendieron que Dios se reveló a Sí mismo en el Monte Sinaí y le dio la Ley (Torá) a Moisés en el Día del Shavuot (Pentecostés).

Citaron el Éxodo 19,1: “El primer día del tercer mes, después de su salida de Egipto, los israelitas llegaron al desierto del Sinaí”. La descripción del banquete en la liturgia, por lo tanto, es Zeman nattan toratenu: “el momento de dar nuestra Torá”. Shavuot se celebra ahora como el aniversario de la entrega de la Ley.

Las Tradiciones de Hoy

En el Israel moderno, se han recuperado algunas de las festividades de la cosecha. Durante el mes de Siván (mayo-junio) los asentamientos rurales (kibbutzim) celebran con canciones, bailes y teatro.

En el mundo judío, es común adornar la sinagoga con plantas verdes y flores, porque el Sinaí estaba verde en el tiempo en que se nos entregó la Torá.

En los hogares judíos tradicionalmente comemos productos lácteos. ¿Por qué? La Torá se compara con la leche. Además, según un comentario, después de recibir la Torá, la gente estaba tan cansada y hambrienta que no pudieron esperar a que cocinaran carne, así que apresuradamente prepararon una comida de productos lácteos.

También se acostumbra leer el libro de Rut, debido a que:

1. Los episodios ocurren en tiempo de cosecha (Rut 2, 23 ).

2. Rut era el antepasado del Rey David (Rut 4, 17), quien, según la tradición, nació y murió en Shavuot.

3. Rut eligió identificarse con el pueblo judío y el Dios de Israel, y su lealtad se considera símbolo de la lealtad de Israel por la Torá.

La parte de la Torá que se lee durante el primer día del Shavuot es el relato de Sinaí en Éxodo 19.

El Festival Fue Completo

Pero la Ley era sólo parte del plan de Dios. Nos demostró lo rápido que caemos en los estándares de Dios, y cómo necesitamos un salvador. Ese Salvador, Jesús, viene a través del pueblo judío… pero su salvación es para todos los que lo reciban.

Jesús reitera el Pacto de Abraham con sus discípulos, diciéndoles que ellos serían una bendición para las naciones del mundo. Ellos irían e incluso llevarían a los paganos al Reino de Dios (Mateo 28,19-20).

En las Escrituras hebreas, el comienzo de la nueva cosecha se marcaba por la primera ofrenda de los frutos de las gavillas de cebada recién cortada. Ese símbolo se convirtió en una realidad gloriosa en el Nuevo Testamento, cuando Jesús resucitó de entre los muertos. Él se convirtió en el primer fruto de la resurrección (1º Corintios 15,20).

Antes de ascender a los cielos, Jesús ordenó a sus discípulos que esperaran en Jerusalén hasta que recibieran la promesa de Dios… El poder de convertirnos en testigos de Jesús a través de toda la Tierra.

No es coincidencia que el Espíritu Santo se encontrara con los discípulos de Jesús en la fiesta de Pentecostés. El pueblo judío que había venido a Jerusalén para celebrar la cosecha, pasó a ser parte de la cosecha… Una cosecha de corazones, ya que miles recibieron con alegría el mensaje de salvación. El Espíritu Santo no sólo fortaleció a los discípulos para que cumplieran la orden de Jesús de ser sus testigos a través de la Tierra, sino que fortaleció a muchos creyentes de diferentes naciones, como todavía lo hace hoy, para que vivieran y amaran como comunidad de Dios.

Milder

Web Developer at Jews for Jesus HQ.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.