Nuevos Aprendices Misioneros

Melissa

Melissa Weinisch

Puede que recuerdes que en enero de 2012 presentamos a Melissa como nueva integrante del personal asociado. En aquel momento ella asistía a la Universidad de San Francisco State, pero ahora que se graduó con una licenciatura en comunicaciones, se ha incorporado a tiempo completo.

Melissa se crió en un hogar judío mesiánico (sus padres Stewart y Shoshannah colaboran con nuestra rama de Nueva York) y llegó a la fe en Yeshua (Jesús) cuando tenía cinco años.

Después de la secundaria, viajó a conocer el Muro de los Lamentos Liberado; escribió y también interpretó algunas de las canciones de nuestra grabación Never Forget. No mucho tiempo después de su viaje, se mudó a Los Ángeles para trabajar en el ministerio de Judíos para Jesús con los adultos jóvenes. Allí Melissa se dio cuenta de que su verdadera pasión era ver la experiencia de los niños más pequeños cuando experimentan el corazón y el amor de Dios. “Cuando yo era pequeña, mi padre era director del campamento, así que yo salí de campamento con él desde que tengo memoria. Me ENCANTAN los campamento. Literalmente, creo que he sido hecha para los campamentos. Y cuando iba creciendo pensaba: “Oh, esto podría ser mi forma de vida. ¡Me encanta! ¿Pero quién hace esto? ¿Qué clase de trabajo es hacer campamentos? Eso no es la vida real”.

Pero en noviembre de 2010, le fue ofrecido a Melissa un trabajo como Encargada de Niños y Jóvenes, para que supervisara nuestro programa del Camp Gilgal de la Costa Oeste. Ella lo cuenta: “¡Fue como si Dios hubiera puesto frente a mí el trabajo de mis sueños! Yo soy una creyente de segunda generación, con una fuerte identidad judía y que ha tenido que averiguar lo que eso significa y lo que no significa en relación con mi fe en Jesús. Tengo un corazón dispuesto para estos niños a medida que avanzan a través de estas cosas, porque yo misma he pasado por ellas. Por favor, oren para que pueda avanzar en nuestra formación misionera, y para que todo lo que gane sea capaz de invertirlo en los niños y en las familias que Dios me ha llamado a servir.

 

Doug Drake

Doug se crió en Grand Rapids, Minnesota, y es hijo de un pastor. Estuvo muy involucrado en las clases de educación cristiana de la iglesia de su padre y también en el grupo de jóvenes que allí funcionaba. Asistió al Christian Life College en Mt. Prospect, Illinois, y allí obtuvo un título en estudios pastorales. Durante un tiempo, trabajó como pastor de jóvenes, y también se desempeñó en la gestión hotelera.

Heather Blecher, que luego fue misionera en nuestra rama de Chicago, entró en la vida de Doug en el otoño de 2011; se conocieron en un festival de arte en Rogers Park. A través de Heather, Doug fue presentado a la comunidad judía mesiánica y también a la misión de llegar a las personas judías con la noticia del Mesías, Yeshua.

Doug y Heather se casaron en abril de 2012. Él comenzó a ayudar con el ministerio local de adultos jóvenes de Judíos para Jesús, y fue aceptado como misionero profesional en mayo de 2014. Los Drake son parte de nuestra rama de Florida Sur. Mientras Doug se encuentra recibiendo formación misionera general de parte del líder de la rama Robyn Wilk, Heather se halla ejerciendo el ministerio sobre estudiantes universitarios judíos desde Miami hasta Palm Beach.

Doug comenta: “Estoy muy emocionado por lo que Jesús ha hecho en mi vida. La tarea que nos encarga a todos nosotros es ser testigos de su gloria, y es por eso que estoy tan contento de ser un misionero de Judíos para Jesús. Como no soy judío, tengo mucho que aprender e incorporar durante los próximos meses. Sería muy bueno si quisieras rezar conmigo para que yo desarrolle la perseverancia y resistencia a medida que aprendo todo lo que pueda para cumplir con mi vocación.

 

ErynEryn y Elizabeth Black

 

Eryn se crió en un hogar creyente cerca de Baltimore, MD, con un padre gentil y una madre judía. Fue salvo a una edad temprana, y su familia se volvió muy participativa dentro de las congregaciones mesiánicas locales. Creció pleno de confianza, tanto en su cultura judía como en su fe en Jesús.

En la escuela secundaria, Eryn era muy activo dentro de su grupo de jóvenes. Se fue a estudiar cine en la Universidad de Maryland. Luego de su primer año, se dio cuenta de que el Señor lo estaba conduciendo hacia otra parte; después de mucha oración, comenzó a asistir a Washington Bible College, donde se graduó con una licenciatura en teología. Allí conoció a Elizabeth, quien pese a no ser judía, estaba absolutamente fascinada por el evangelismo judío.

Elizabeth también conoció al Señor desde la infancia. Creció junto a muchos amigos judíos y le resultaron frecuentes las sinagogas, las Bar y Bat Mitzvah y otros eventos tradicionales. Ella decidió que fuera una prioridad compartir con sus amigos judíos las noticias sobre el Mesías, y aprendió mucho sobre la cultura y la religión judía. En la universidad, asistía a los servicios de los viernes por la noche en una sinagoga local y también fue en viajes de misión a Israel. Fue Elizabeth quien desafió Eryn a que pensara en iniciar una carrera en el ministerio judío. Se graduaron en 2008 y se casaron un año más tarde. Durante tres años sirvieron junto a otro ministerio judío antes de solicitar ingresar y ser aceptados entre nuestro personal en 2014. Eryn2

Eryn dice: “Durante años estuve convencido de que quería ser director de cine. Quería hacer películas. En sólo unos pocos meses, el Señor cambió por completo los deseos de mi corazón. Siempre he sentido una verdadera preocupación por el bienestar espiritual de mis hermanos y hermanas judíos, pero me tomó tiempo conectarme realmente con esta voluntad de Dios para mi vida. Durante la última década, Dios ha proyectado en mí un profundo deseo de ver a mi gente llega a conocer a su Mesías. La situación es grave. La necesidad es urgente.

Como nuevos misioneros en formación con Judíos para Jesús, mi esposa y yo hemos entrado en una maravillosa y desafiante nueva etapa de nuestras vidas y nuestros ministerios. Después de haber trabajado en la evangelización judía durante tres años, ya me estoy reuniendo con frecuencia con varias personas judías no salvadas. Por favor, conserven a estos jóvenes en sus oraciones.

También agradeceré enormemente sus oraciones por nuestra familia. Nuestro hijo, Jude, ya tiene casi tres años. Gracias por sus oraciones ¡Son el combustible que ayuda a funcionar el motor de la evangelización!”

Elizabeth agrega: “Estoy muy feliz por estar colaborando con Judíos para Jesús. La innegable necesidad que tiene el pueblo judío por conocer a su Mesías ha alimentado una pasión de hacer lo que sea para contarle  a cada persona judía todo lo que pueda acerca de Jesús. Como misionera en formación, ruego al Señor que siga alimentando ese llamado que ha puesto en mi vida, y me prepare para convertirme en una mejor ministro del Evangelio. Por favor, oren para que Él me dé la gracia para poder balancear correctamente mi formación con el cuidado de nuestro hijo”.

 

Jen Gage

Al igual que muchos de sus amigos, ambos padres de Jen eran creyentes en Jesús; y a diferencia de la mayoría de sus amigos cristianos, la madre de Jen era judía. Jen creció asistiendo a una Congregación Mesiánica, celebrando el Shabat, santificando los días de fiestas, y tenía un Bat Mitzvah mesiánico. Amaba a su cultura y las tradiciones que vienen con ella, pero siempre supo que Jesús era el cumplimiento de su judeidad. Y por esta razón siempre se sintió un poquito diferente.

Cuando tenía 10 años, Jen comenzó a asistir al campamento de Gilgal, que forma parte del Ministerio de Niños y Jóvenes de Judíos para Jesús. Cuando creció y ya estaba demasiado grande para ser acampante, se integró como parte del personal. Jen dice: “El Campamento Gilgal jugó un papel muy importante en mi desarrollo como creyente y en general como persona”.

Jen se graduó del SUNY Oswego donde se especializó en Educación Infantil y recibió su certificación en enseñanza del estado de Nueva York. Le encantan los niños y la docencia, pero nunca se vio a sí misma como maestra de escuela. Después de una pasantía en la obra para Niños y Jóvenes de Judíos para Jesús en Nueva York, Jen pasó a ser personal a tiempo completo dentro de la misma área.

Jen dice: “Siempre he sentido la responsabilidad de trabajar con los niños en un momento de la vida cuando se están formando las ideas, los valores y la identidad. Si son profundas las raíces de los niños en el Mesías, serán menos propensos a caerse cuando venga una tormenta. Estoy muy feliz de tener el privilegio de poder hablarle a las vidas de la próxima generación. Por favor, únase a mí en la oración para que pueda dar prioridad a mi tiempo y tener alegría en todas las cosas nuevas que voy a aprender”.

 

 

 

 

 

 

Milder

Web Developer at Jews for Jesus HQ.

Podría también gustarte...