Noticias de las Ramas

New YorkNueva York

Sam Rood nos informa: “En plena sesión en el Echo Chat**, recibí una solicitud de chat de Mel*. Él estaba muy interesado en lo que la Biblia tenía para decir sobre que el Mesías murió por nuestros pecados. Pensó que debía de ser cierto que Jesús es el Mesías. Le pregunté si había tenido la oportunidad de hablar con alguien sobre esta cuestión. Contestó que no, y me explicó que estaba nervioso y que quería llevar este asunto con calma. Le pregunté si le parecía bien que le hiciera una llamada. Mel prefiere ser él quien me llame a mí, así que le di mi número de teléfono celular, con la esperanza de que fuera alguien sincero en su búsqueda.

“Me llamó a la mañana siguiente, todavía notoriamente nervioso, y me dijo que creía que Jesús es el Mesías. Me dijo que Jesús había rondado su cabeza durante los últimos 30 años. En la universidad había tenido amigos que participaban en la Cruzada Estudiantil por Cristo (ahora conocida como Cru) que solían hablarle de Jesús, lo cual le provocó un impacto real. Más recientemente había visto nuestro vídeo “Ese Judío murió por ti” y comenzó a explorar nuestro sitio web. Allí fue que se encontró con nuestro sitio “Cómo conocer a Dios”, y lo había venido estudiando de cerca en el transcurso de una semana.

“Le pregunté si entendía lo que significaba seguir a Jesús. Él tenía un Nuevo Testamento (aunque dijo que nunca antes lo había leído), así que leímos Romanos 10:9 y Juan 3:16 . Estaba maravillado. Hablamos de los versículos y me explicó lo que significa la salvación. Mel comprendió, así que le pregunté si estaba listo para orar y entregar su vida a Yeshua. Dijo que quería tomarse su tiempo y pensar en ello. Recé junto a Mel para que Dios le diera sabiduría, claridad y valentía. Luego lo animé para que leyera el Evangelio de Juan.

Horas más tarde Mel volvió a llamar; mientras leía Juan se convenció aún más. Hablamos un poco y le pregunté de nuevo si estaba listo para orar. Empezamos a orar, pero cuando llegamos a la parte de recibir a Jesús, Mel se detuvo y me explicó por qué no estaba listo. Se sentía muy preocupado por la manera en que se sentirían su esposa y sus hijos. Dijo que antes de tomar este paso necesitaba recibir una confirmación de parte de Dios. Aún estoy esperando tener noticias de Mel, porque dijo que prefería ser él quien iniciara el contacto y que quería tomar todo esto lentamente. Por favor, tengan a Mel en sus oraciones.

Budapest1Budapest

Avi Snyder nos cuenta. “Uno de nuestros fieles voluntarios, Istvan, trajo a nuestro servicio de Yom Kipur del año pasado a un ateo judío llamado János. Istvan comenzó como voluntario con la campaña ‘La vida desde la muerte’ de Budapest, el año pasado. Participó una clase personal de capacitación sobre evangelismo que di el año pasado, y comenzó a acompañarme en visitas como traductor. Finalmente comenzó a reunirse con János por su cuenta, lo cual era el plan.

El hermano de János, que tampoco era creyente, vino a hacer un video del servicio. ¡Sin embargo no pudo firmar la parte final porque estaba ocupado orando para recibir al Señor luego de ser invitado! Después de las reuniones posteriores, János también oró para recibir al Señor.

Ha pasado un año y János todavía viene regularmente a nuestras reuniones mensuales de Havurah, así como a las cenas de Shabat de Kata y a los estudios bíblicos, los viernes por la noche. Según cuenta Istvan, “János está leyendo la Biblia día y noche”. Es increíble ver su transformación de ateo a creyente judío en Jesús.

Por favor, oren para que recibamos frutos de los servicios de las Fiestas centrales en Budapest, y que también los reciban nuestras otras ramas en todo el mundo.

Washington DCWashington, DC

David Liebman nos informa: Stephen Katz, el Director de Judíos para Jesús para América del Norte, me presentó a Bob*. Stephen había estado reuniéndose con Bob de manera regular durante bastante tiempo. Al principio, Bob profesaba el ateísmo. No obstante, al momento en que lo conocí, no sólo que estaba abierto hacia la verdad de la existencia de Dios, sino también a la fe en Jesús. Desde entonces, Bob ha continuado acercándose a la fe en él. Por favor, oren para que Dios mueva fuertemente su corazón, ya que el miedo y otros obstáculos parecen interponerse en el camino hacia un compromiso. Oren también por su esposa Susan* quien durante muchos años ha venido padeciendo una enfermedad. Un accidente reciente ha empeorado las cosas, y Susan ha debido iniciar una rehabilitación más intensiva. Oren para que mi esposa Rachel y yo seamos también un estímulo para ella.

San FranciscoSan Francisco

Rob Wertheim nos cuenta: Han pasado siete años desde que Sandy y yo nos mudamos a la zona de la Bahía de San Francisco, donde conduzco nuestro trabajo evangelístico local de Judíos para Jesús. Así como hay ‘microclimas’ en la zona (el tiempo puede cambiar drásticamente en una distancia de unos pocos kilómetros), sucede lo mismo cuando hablamos de evangelización.

En un plazo de dos horas logré distribuir 500 folletos (como ser materiales sobre el Evangelio) y mantener conversaciones significativas en la Universidad del Estado de San Francisco. Cuando me fui a entregar folletos a la U.C. Berkeley, del otro lado de la bahía, puede entregar sólo 200 materiales en la misma cantidad de horas, y la apatía y la falta de tolerancia en el campus resultaron palpables. Sin embargo también se dieron algunas buenas interacciones en Berkeley.

Mientras estaba entregando folletos en la calle del campus, observé a una joven judía que lleva una sudadera militar israelí. Cuando me di cuenta de esto, ya había pasado. No obstante, unos minutos más tarde pasó nuevamente delante de mí y esta vez tuve la oportunidad mantener con ella una breve conversación. Me dijo que uno de sus familiares es Judío para Jesús (aunque no está en nuestro personal). Ella no parecía abierta al Evangelio, pero le mencioné que tenemos una cena de Shabat semanal a la que asisten algunos estudiantes en edad universitaria y que podríamos ponernos en contacto con ella si estaba interesada. La siguiente cosa que supe fue que comenzó a asistir a las cenas con bastante regularidad. A pesar de que todavía no parece muy abierta, se ha sentido motivada para tomar el transporte público desde Berkeley hasta San Francisco ida y vuelta, así que creo que debe haber algún interés por allí. Por favor, oren para que ella se vuelva más abierta al Evangelio.

“Hace poco tiempo me encontré en el campus con un hombre judío mayor, de nombre Jon*. Hacía muchos años había asistido a la Universidad de Berkeley y ahora utilizaba con regularidad la biblioteca. Me atrevería a decir que es un erudito. Hablamos brevemente, y cuando le pregunté si estaría dispuesto a reunirse a tomar un café para charlar más, accedió a que nos juntáramos ese día, más tarde.

“Nos encontramos a las 5 p.m. Le pregunté a Jon acerca de sus antecedentes, lo escuché, y le compartí mi testimonio. Luego abrí las Escrituras en Isaías 53 y le dejé que leyera todo el pasaje. Cuando terminó, le pregunté si lo que decía ahí le sonaba a alguien, y me respondió: “¡A Jesús!” Le expliqué que se trataba de uno de los diversos pasajes de las escrituras judías en las que se describe al Mesías judío. Antes de despedirnos, le pregunté si estaría dispuesto a que nos reuniéramos nuevamente, y me contestó que sí. Por favor, oren para que podamos reunirnos otra vez y para que abra su corazón a Yeshua.

ChicagoChicago

Heather Drake (¡justo antes de mudarse para formar parte de nuestra rama en la Florida!) nos comenta.

Conocí a Mark en el Echo Chat**. Es un judío conservador con mucha curiosidad por Jesús. Estaba navegando por nuestro sitio web y sintió ganas de hablar con otra persona judía sobre Jesús. Dijo que tenía un Nuevo Testamento y quería hablar más tarde. Preguntó si habría alguien para hablar con él ‘cuando se sintiera listo’. Le dije que tenemos personal y voluntarios en todo el mundo, en su mayoría judíos, que podrían hablar cuando él quisiera. Contestó: ‘genial’. Por favor, oren por la salvación y la recuperación de Marcos (quien recientemente tuvo una cirugía).

* no son sus nombres verdaderos

 

Milder

Web Developer at Jews for Jesus HQ.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.