Noticias de las Ramas

Nueva York

StewartStewart Weinisch nos informa: “Eran las 11:30 de la noche del sábado después del último compromiso de dar una charla durante mi reciente gira. Acaba de dejar los materiales en la oficina y lo único que tenía en mi mente era irme a casa, cuando me di cuenta de que me había dejado mis anteojos en el interior del edificio. Porque tenía que buscarlos, salí de la oficina por segunda vez justo cuando una pareja se había detenido a tomar fotos en frente de la vidriera. Rebeca y Jacob se presentaron como una pareja judía de Pensilvania.

“‘¿Qué es esto?”, me preguntó Jacob.

“Somos judíos que creemos que Jesús es el Mesías judío’. Después de compartir plenamente el Evangelio, le insistí a Jacob para que averiguara antes de tomar una decisión. Parecía dispuesto a hacerlo, porque cuando le di un ejemplar de CUESTIONES, con mi testimonio en él, me dijo que la había leído y que se había puesto en contacto conmigo. Por favor, oren para que nos vuelva a llamar, al sentir el desafío de lo que leyó. ¡Supongo que debe ser algo bueno el hecho de no poder conducir sin mis anteojos, ya que de lo contrario, nunca hubiera conocido a Jacob y Rebeca!

Long Island

Susan Mendelson nos informa. “Tenemos cuatro congregaciones mesiánicas aquí en Long Island, y todas ellas son amigos queridos de nuestro ministerio. Tuve algunas reuniones con los líderes de una de las congregaciones, la Sinagoga Mesiánica Beth Emanuel, en Holbrook. Ellos están muy orientados a la divulgación, y después de algunas reuniones planeamos pasar un día juntos. Vine al servicio y traje el mensaje para la mañana del sábado. Después trajeron el almuerzo y me dieron unas breves sugerencias sobre el método de ir puerta a puerta.

Después de la capacitación, doce grupos de dos personas salieron a los barrios que fueron designados por los rabinos de la congregación. Los rabinos hicieron preparar paquetes para dejar en cada casa con información sobre la congregación, así como el ministerio para sus hijos y para adultos jóvenes. También tenían un clip con el nombre de la congregación impreso y una tarjeta de oración para que la gente vuelva, para los casos en que no encontraran a nadie en casa. Los equipos llegaron a más de 200 viviendas y consiguieron una amplia variedad de respuestas.

Acordamos reunirnos nuevamente para tomar algo fresco y compartir historias. Por favor oren por estas 200 familias vecinas que recibieron la información, por el trabajo de Beth Emanuel, y para que podamos continuar nuestro trabajo con ellos.

Brooklyn

Melissa Moskowitz nos cuenta:

La ciudad de Nueva York ofrece una gran cantidad de visitas a los vecindarios, y tiempo atrás me apunté a uno llamado ‘Williamsburg jasídico’ (“jasídico” se refiere a una secta muy ortodoxa del pueblo judío cuyas comunidades se hallan muy separadas del resto de la sociedad). Michal* era un guía experimentado, conocedor de todos los lugares de interés turístico, así como de los comerciantes y dueños de los restaurantes en la zona de Brooklyn.

Resultó evidente que Michal era algo más que un guía experimentado repitiendo un guión. Su fluido yidish –algo poco frecuente en un joven judío de 25 años- me hizo dar cuenta de que no sólo había estudiado la cultura jasídica, sino que también la había vivido.

Intrigado, le hice una pregunta tras otra, sintiendo en el trayecto cuáles eran las apropiadas y cuáles cuestiones parecía más dispuesto a compartir.

Michal había tenido una vida ortodoxa extremadamente rígida en Monsey, Nueva York (Monsey es un pequeño poblado con una gran comunidad de judíos jasídicos). Hace tres años comenzó a cuestionarse los rígidos límites de la fe judía jasídica y ortodoxa. La última pregunta que su padre le hizo antes de ser expulsado de su casa familiar y de la comunidad fue: ‘¿Tú crees que Dios entregó la Torá a Moisés?’ En ese momento, Michal se dio cuenta de que su única respuesta verdadera era ‘no’, a pesar de que sabía que ello podría significarle perder la aceptación por parte de su familia.

Ahora estaba viviendo un estilo de vida ex-ortodoxo, lleno de preguntas acerca de Dios y de la vida. Dijo que había ‘manadas’ de jóvenes como él que se van de la comunidad jasídica. En la rama de Nueva York de los Judíos para Jesús no hemos tenido mucha experiencia de primera mano con los adultos jóvenes saliendo de la comunidad jasídica para encontrar una fe más viable.

Mientras caminábamos para ver la última sinagoga en nuestro recorrido, le dije a Michal que había encontrado una relación con Dios a través de Yeshua y que sabía de otros jasidim (plural de jasida) que lo habían encontrado de la misma manera. Se lo vio muy sorprendido, ya que nunca había oído hablar de esto. Después de unos minutos más en los que compartí mi testimonio, la gira terminó y todos nos fuimos por caminos separados.

A los pocos días le escribí Michal y le pregunté si le gustaría venir compartir su experiencia con un grupo de Judíos para Jesús. Me contestó que no sólo le gustaría venir a compartir su historia, sino que también desearía oír las nuestras.

Una semana más tarde nos reunimos en la sala de mi casa para compartir una tarde llena de preguntas. Cuando ya se había hecho la medianoche, habíamos tenido muchas oportunidades para contarle nuestras experiencias, pero también habíamos escuchado las razones por las cuales él y otros como él estaban abandonando su formación ultraortodoxa.

Cuando se estaba yendo, Michal me dijo que le encantaba estar con nosotros. Prometió volver para Shabat en un futuro próximo, y creo que lo hará.

Desde Tel Aviv:

Alex Adelson nos informa:

Hablé con Max, un hombre cuyos abuelos murieron en el Holocausto. Él había visto Ese Judío murió por ti, y estaba interesado en leer el libro que ofrecíamos, El último judío de Rotterdam . Le expliqué que ese libro era sobre el amor de Dios demostrado por los cristianos que escondieron a los judíos de los nazis durante el Holocausto. Le dije a Max que Dios está siempre con nosotros, incluso en las situaciones más difíciles. Ahora está ansioso por leer el libro y por hablar conmigo sobre el tema.

Aviva, cuyos padres sobrevivieron al Holocausto, también estaba interesada en el libro, pero le preocupaba que pudiera entrar en conflicto con su identidad judía. Le dije que Yeshua es el Mesías y también le expliqué que era uno de nosotros. Aviva lo entendió y pidió un ejemplar para ella y para su hermana. Por favor, oren por la salvación de Aviva, de su hermana y de Max.

Abigail nos cuenta:

Hicimos un llamado de seguimiento a una joven que encargó el libro después de ver nuestro video. Ella cree en Dios y algunas veces lee el Antiguo Testamento. Ésta era la primera vez que había oído acerca de Yeshua y quería saber más sobre nosotros. Oded y Bimini continuarán su ministerio con ella en Israel.

Essen, Alemania

Nos informa Leonid Dolganovsky:

A veces los misioneros reciben a una persona ‘difícil’, alguien que se place de hacernos sentir incómodos. Dmitry escuchaba atentamente lo que yo decía, pero aparentemente sólo para contestar con preguntas que pensaba me podrían complicar. En la búsqueda de la sabiduría de Dios para saber cómo brindarle mi ministerio, me encontré con la historia del hombre paralítico en Marcos 2: 3-5 : “Le llevaron entonces a un paralítico entre cuatro. Pero como no podían llegar hasta él a causa del gentío, levantaron la techumbre por encima de donde él estaba, abrieron un boquete y descolgaron la camilla en que yacía el paralítico. Al ver Jesús la fe que tenían, le dijo al paralítico: “Hijo, tus pecados te son perdonados”.
La fe de los hombres en el poder de Dios les dio la fuerza para subir a la azotea, abrir un agujero, y bajar al paralítico hasta Jesús, y Él ayudó a su amigo. Esto me dio coraje y me di cuenta de que mi fe era más poderosa que la incredulidad de esa persona.

Cuando compartí Marcos 2: 3-5 con Dmitry, él me respondió: ‘Las cuatro personas judías son ustedes, y yo soy el enfermo’. ‘Sí’, le dije. ‘Estás paralizado por tus pecados y no puedes liberarte. Quiero traerte a Aquél que puede hacerte libre’. ‘¿Y ése es Jesús? Esto es grave. Voy a necesitar tiempo para pensar’. Le dije que Jesús lo estaba esperando: ‘Pero no tienes una eternidad para decidir qué hacer’. Estuvo de acuerdo, y creo que la próxima vez vamos a tener un tipo de visita muy diferente.

 

 

 

 

 

Milder

Web Developer at Jews for Jesus HQ.

Podría también gustarte...

1 Respuesta

  1. silvia di stefano dice:

    Hola estoy muy impresionada con la entrevista de Dan Sered en la tv. de Israel, estoy orando por uds. para que el Señor los siga usando. Soy cristiana, vivo en buenos aires y veo tantos Judios y es muy dificil acercarse para hablar de Jesus, que Dios los use a uds. para que muchos conozcan al mesias. Me gustaria recibir sus noticias, muchas gracias, Bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.