Noticias de las Ramas

 Gran consejo, ¡pero ella no lo necesitaba!

“Haz preguntas. Escucha las respuestas. Piensa en la Escritura que más te ayudó a confiar en Jesús para tu salvación, y busca una oportunidad para compartirla”. Gran consejo de Lyn Bond, en misión en San Francisco, desde Chicago. Ella estaba respondiendo a su amiga Cheryl, quien la llamó desde Chicago para pedirle una oración. Cheryl y su marido iban a visitar a su hermana y al novio de la hermana, y Cheryl realmente quería compartir el Evangelio con el muchacho.

Lyn oró con su amiga, y ese mismo día le envió un mensaje de vuelta Cheryl, con una sorprendente noticia: “¡Él [el novio] se volvió creyente hace meses! De alguna manera (no sabe cómo) Judíos para Jesús consiguió su domicilio y había recibido ISSUES (Cuestiones) con los testimonios de tres creyentes judíos. Él leyó los testimonios y entonces recibió a Jesús”.

Por si no lo sabías, ISSUES es una publicación bimensual de Judíos para Jesús, para los judíos que se hallan en la búsqueda. Lyn levantó la vista de la ficha y se dio cuenta de que “el novio” la había estado recibiendo desde noviembre de 2004, a través de nuestro “programa de carta de testigos”. Se trata de un servicio gratuito de recomendación que ofrecemos, donde puedes mandarnos la información de un amigo judío y nosotros le enviaremos una carta explicando brevemente lo que creemos, le incluimos un ejemplar de ISSUES, y le ofrecemos una suscripción gratuita.

¡Dios bendiga a quien haya sido que recomendó “al novio”! No siempre tenemos la oportunidad de conocer acerca de los resultados de la semilla del Evangelio que sembramos, por lo cual esto nos da fuerzas y esperamos que también lo haga contigo. Y tal vez tengas un amigo judío y nos lo desees recomendar.* Mientras tanto, ¿no te parece que era un buen consejo el que Lyn le dio Cheryl? Si aún no lo has hecho, tal vez pronto tengas la oportunidad de ponerlo en práctica en algún momento.

music sortie negev 2¡El Ministerio en Israel es animado!

Nos informa Abigail Rantanen: “Voluntarios de la República Checa se unieron a nosotros en una estación de tren para compartir un momento de evangelización con la música. Una persona tocaba la flauta, varios de nosotros cantamos, repartimos cantidades de Evangelios y, por supuesto, enganchamos a la gente en las conversaciones. Tuve una buena conversación con Sarah**, una mujer judía que vive en la zona de Tel Aviv. Ella estuvo de acuerdo en que le enviara por correo un Nuevo Testamento, y que luego nos encontráramos para debatirlo. Sarah es médica. Oren por favor, para que logre llegar a Yeshua, el Gran Médico.

“Miriam** vino a entregar el agua a nuestra oficina, y como tenía curiosidad acerca de lo que creíamos, nos pidió algunos de nuestros libros. La llamé para hacerle el seguimiento y quedamos en encontrarnos en una cafetería. Allí me enteré de que Miriam es una mujer laica de una familia mixta: todos judíos, pero la mitad ortodoxos y la otra mitad seculares. Le di una Biblia por la que quedó muy agradecida, le expliqué el Evangelio y la manera en que yo llegué a la fe, y le pregunté si le gustaría volver a reunirse para aprender más. ¡Me dijo que sí! Oren por favor por la salvación de Miriam”.

Alexander Adelson nos informa: “Cuando hacía el seguimiento de la gente que nos dio su información de contacto durante nuestra campaña “He aquí tu Dios” en Negev, llamé Shmuli**. Me contó que sus hijos estaban leyendo el pequeño ejemplar del Nuevo Testamento que le había enviado, y cuando le ofrecí darle un ejemplar completo toda la Biblia se mostró muy emocionado y me invitó a su casa. Entonces Shmuli me contó la historia de su vida y la forma en que quiere encontrar al Dios de Israel. Él está muy abierto para saber más acerca de Yeshua y para ir a una congregación mesiánica local. Por favor, oren por su salvación.

“Nos unimos con otros creyentes en ‘Dugit’ -una cafetería mesiánica- para un evento musical de evangelización. Cerca de 30 israelíes entraron desde la calle para escuchar la música y también el mensaje del Evangelio. Tuvimos algunas buenas conversaciones y un par de personas nos dieron sus datos de contacto. Por favor, oren por estas personas y para que tengamos similares oportunidades evangélicas”.

Mor nos informa: “Hablé por teléfono con una judía religiosa que estaba muy contenta de que la hubiera llamado y muy abierta a hablar sobre Jesús y el Nuevo Testamento. Le dije que Jesús es verdaderamente el Mesías, según la Biblia, y que Dios realmente lo resucitó de entre los muertos. Acordamos con ella una visita para la semana siguiente. Por favor, oren por ella”. [Nota del editor: Mor es una pasante que llegó a la fe a través de nuestro ministerio. Es emocionante verla compartir su fe con los demás. Por favor, oren para que el Señor la bendiga y le dé fuerzas.]

 

Olga emma kiev¡Bienvenida Olga Emma de regreso a Kiev!

Informa Olga Emma: “No soy nueva en Judíos para Jesús, pero recién me he unido al personal. Mi marido, Anatoli, conduce nuestra rama en Kiev. Cuando Dios nos bendijo con dos hijas, mi principal ministerio pasó a ser la crianza de ellas, aunque cuando tenía la oportunidad continué trabajando como voluntaria de Judíos para Jesús. Ahora que nuestras hijas ya son mayores, tengo más tiempo para trabajar por la salvación del pueblo judío y por eso el año pasado me volví a sumar a nuestro personal. Y me parece que mis hijas me siguen ofreciendo oportunidades para que yo ejerza el ministerio.

“Nuestra hija mayor, Elisabeth, estudia piano en una escuela de música. Entre los horarios de clases conocí a una mujer llamada Malcah**, que era la madre de uno de los compañeros de Elisabeth. Malcah pertenece a una familia religiosa de Judíos de Bokharan (Oriente asiático). Con ella empezamos a formar una amistad. Al principio, hablamos de la historia de Israel y de la situación política en torno a Ucrania. Después de algunos encuentros, empecé a hablarle de Cristo y nos las arreglamos para mostrarle unos versículos de la Escritura.

Malcah se sorprendió de que yo creyera en Jesús y le llamó la atención leer que se hablaba de Cristo en el libro de Isaías. Sin embargo, fue indulgente con mi creencia, ya que no yo no soy judía: ‘Éste es tu Salvador, no el nuestro. Y por eso es que puedes creer en él’. Sin embargo, se guardaba una sorpresa cuando nos invitó a toda la familia a su casa en Shabat. Fue entonces cuando ella y su familia se enteraron de que mi marido, que también cree en Jesús, era judío.

“Nuestra amistad continúa y se ha ampliado hasta incluir a los padres y al marido de Malcah, y todos ellos saben que creemos en Jesús. Le ofrecí a Malcah un ejemplar del Nuevo Testamento, pero ella se negó diciendo que no sería apropiado para una judía religiosa. No obstante se mostró muy dispuesta a recibir otra literatura evangélica. Por favor, oren para que Dios abra los ojos de Malcah y de su familia al Mesías Jesús. Dios puede tocar incluso a los corazones más cerrados. ¡No hay barreras para Él!”


Bruce w ortho guy balloonsAsociación con una iglesia local en Phoenix

Informa Bruce Rapp: “Conocí a Barry** a pedido de un pastor de la universidad local. Barry había asistido a algunas de las actividades de la universidad, pero nunca se quedaba cuando llegaba el momento de estudiar la Biblia, ante lo cual explicaba: “Es que yo soy judío”.

“Cuando lo conocí, Barry confesó que mientras que él se identificaba como Judío, ni siquiera estaba seguro de que Dios existiera. A medida que se fue sintiendo más cómodo conmigo, me confesó el origen de su cinismo.

“Varios años antes le había sido diagnosticado un tumor cerebral, y durante mucho tiempo quedó ‘atrapado’ en un hospital, con un pronóstico nada alentador. Nadie de su familia parecía pensar que podría salir adelante. Sintió que Dios se había apartado de él, y así decidió darle la espalda.

“Continuamos con nuestro almuerzo y compartí con él mi testimonio de fe en Yeshua. Describí el amor de Dios y su promesa en Jeremías 29:11. Le dije a Barry que Dios tenía planes para él, y que deseaba que él tuviera un futuro y una esperanza.

“Desde entonces nos hemos reunido varias y Barry parece estar acercándose a Yeshua. Por favor, únanse a mí en la oración para que nuestro Señor siga ablandando su corazón, y para que reciba a Yeshua como su Señor y Salvador”.

Milder

Web Developer at Jews for Jesus HQ.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.