Festival de Festivales

Chag haChagim significa en hebreo "Festival de Festivales" y es también el nombre de un festival callejero anual en Haifa. Cada fin de semana de diciembre, una multitud se congrega a celebrar Januká, la Navidad y la llegada del Año Nuevo. Es una maravillosa oportunidad para que nos encontremos con los demás creyentes en la Tierra.

Alabado sea Dios, ya que este año hemos recopilado los datos de contacto de unos 40 judíos en la búsqueda. ¡Por favor, oren para que tengamos un seguimiento fructífero! Aquí tenemos algunas crónicas sobre nuestra participación de este año en el Chag haChagim.

ShabbatSarah Danor:

En Shabat, mi marido Tzachi y yo nos sumamos a un equipo de creyentes de la congregación y de otros ministerios en Israel, para apoyar una salida de una congregación árabe en Haifa, que tiene lugar durante el mes de diciembre en un festival callejero. Nuestras camisetas proclamaban "¡Yesh Tikivah!" ("¡Tenemos esperanza!"). Repartimos libros y folletos en hebreo, árabe y ruso desde una mesa que habíamos instalado en el festival.

Le expliqué a un hombre que me preguntó de qué se trataba todo este evento en el cual estábamos árabes y judíos que tenemos esperanza en el futuro a través de nuestra fe en Jesús, el Mesías judío, que murió para limpiar los pecados de judíos y gentiles por igual. Chaim* exclamó: "¡Ah! ¡Judíos para Jesús!" Se mostró muy interesado cuando yo le comentaba a él y a su amigo acerca de Jesús. Le pregunté si podíamos quedar en contacto para hablar más. Mientras me estaba dando su número de teléfono, me contó que había vivido en Los Ángeles en 1975, ¡y que ya por aquel entonces había hablado con Judíos para Jesús! Por favor, oren para que las semillas que fueron plantadas en su corazón hace mucho tiempo lleguen pronto a buen puerto.

Tzachi Danor:

Ni bien se acercó un hombre llamado Elli* a nuestra mesa y tomó un libro, yo empecé a conversar con él. Le dije que llevara el libro y que se mantuviera en contacto para contarnos su parecer y poder hablar más acerca de la fe en Dios y la salvación. Me dijo que conocía la historia de Yeshua porque la estudió cuando se formó como guía turístico. Le expliqué: "Lo que ahí te enseñaron no es lo que dice la Biblia", y entonces le di mi testimonio. A mi lado se encontraba un líder de una congregación de la misma ciudad de Elli. Sugerí que los dos se encontraran pronto. Elli estuvo de acuerdo e intercambiaron números de teléfono. Por favor, oren por ese seguimiento.

Oded Orban:

En un momento repartimos 600 postales en 45 minutos. La gente estaba feliz y parecía muy abierta al Evangelio. Allí conocí a Moshe, un hombre ateo de unos 60 años. Estaba dispuesto a escuchar el Evangelio, aunque afirmó no creer en Dios. Dos cristianos árabes se sumaron a nuestra conversación, asegurándole que Dios es real y que lo ama a él. Claramente Moshe disfrutó de nuestra conversación e incluso, si bien no estaba preparado para que quedáramos en contacto, tomó uno de nuestros libros y prometió leerlo. Por favor, oren por su salvación.

*no son nombres reales

 

You may also like...