Enemigos Se Convierten en Amigos en Cristo

Comparten el escenario el hijo de un oficial de la SS y el hijo de un sobreviviente del Holocausto (Barry a la izquierda con el traductor y Werner abajo)

Barry B speakpor Avi Snyder, Director Europeo

Un silencio antinatural se instaló en la colmada habitación. Ni un zumbido de conversaciones privadas precedió el programa nocturno: sólo la expectativa por escuchar las historias de estos dos hijos del Holocausto. Un legado de odio podría haberlos convertido en enemigos, pero se sentaron uno al lado del otro en el escenario, unidos por su amor al pueblo judío y por su amor al Mesías judío, Jesús.

Los lugares fueron Jesus Haus (en Dusseldorf) el 26 de enero, y Lighthouse (en Essen) el 27 de enero. ¿La ocasión? Juden für Jesus (la rama alemana de Judíos para Jesús) estaba conmemorando el Día del Recuerdo del Holocausto. Alrededor de 250 personas asistieron cada una de las noches, incluidos varios judíos en la búsqueda, hasta donde yo sé. Nuestros oradores destacados, los “Dos hijos del

Holocausto” fueron Werner Oder, un pastor y predicador evangelista, y Barry Barnett, un misionero de Judíos para Jesús de Londres.

Werner Oder habló primero. Contó cómo su padre había entrenado personalmente a muchos miembros de los escuadrones de muerte de Hitler, los Einsatzgruppen. Habló acerca del clima de odio que caracterizó su infancia en Linz de la posguerra, la ciudad natal de Hitler y Eichmann. Además, describió cómo lo había atormentado, psicológica y espiritualmente durante muchos años el conocimiento de los crímenes de su padre. Pero luego, Werner habló de algo más: la libertad que encontró en el perdón del Salvador. Por último, explicó cómo el Señor le dio la gracia de amar a aquellas personas que había sido criado para odiar: el pueblo de Israel. Werner Oder

Barry Barnett relató su propio viaje como el hijo de una mujer que había escapado de la muerte gracias a los Kindertransports, que llevaron a miles de niños judíos fuera de la Alemania nazi. Él también habló sobre el odio que una vez sintió por cualquiera que se considerara enemigo de su gente, incluidos los nazis que habían cometido tanta violencia en contra nuestra “en el nombre de Cristo”. Pero el odio que Barry sentía desapareció al encontrarse con Yeshua y experimentar su amor y perdón. Ahora podía hablar del amor que Jesús le ha dado para los demás, incluso para los enemigos.

Ambos habían aprendido a odiar desde temprana edad, y se hubieran considerado alguna vez enemigos. Pero al terminar la noche, los dos hombres se abrazaron, reconciliados, sólo gracias a Yeshua.

El evento fue un buen momento para los alemanes y judíos creyentes en Jesús para alabar juntos a Dios por la reconciliación que solo Él puede dar. Alabado sea Dios, una mujer alemana que vino la primera noche rezó para recibir a Jesús… y esperamos que se unan a nuestra oración para que las semillas del Evangelio que se sembraron esa noche en otros corazones también den frutos (mira más abajo las fotos del evento).

Hay mucho de qué hablar acerca de la reconciliación entre cristianos y judíos. Y hay una gran necesidad de reconciliación, en especial debido a que los antisemitas están creciendo a través de Europa y el mundo. Pero la verdadera reconciliación va más allá de cesar la franca hostilidad, e incluso más allá de construir puentes de amistad. La verdadera reconciliación, la paz de verdad, sólo llega mediante Jesús. ¿Por qué? Porque Él es nuestra paz. Solo Él puede reconciliarnos con el Padre y entre nosotros, haciéndonos una familia en Él. Estamos agradecidos contigo por ayudarnos a contarles a los demás acerca de su poder de reconciliación, aquí en Alemania y alrededor del mundo.

 

 

 

Milder

Web Developer at Jews for Jesus HQ.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.